7 Datos Curiosos De Galileo Galilei Que Te Fascinarán.

Advertisement

Sin duda, Galileo Galilei es alguien de quien todos hemos oído hablar. Nació en Pisa el día 15 de febrero de 1564, el astrónomo italiano, físico, ingeniero y matemático se hizo famoso por su revolucionario descubrimientos astronómicos hechos con el uso de un telescopio.

Mucha gente aún desconoce gran parte de la vida y la carrera de Galileo. Tienes curiosidad, lo sé. De lo contrario, ¿por qué más estarías aquí? Así que, sin más demoras, ¡aquí están 7 datos curiosos Galileo Galilei que te fascinarán!

datos curiosos de Galileo Galilei

Índice De Contenidos()

    1.  Tenía fuertes lazos con la Iglesia

    A diferencia de lo que muchos imaginan, Galileo era un devoto religioso. Piadoso católico romano, estaba decidido a seguir el camino del sacerdocio y dedicar su vida a la Iglesia. Lo habría hecho si no hubiera sido por su padre, quien lo convenció de unirse a la Escuela de Medicina de la Universidad de Pisa, en la que se inscribió en 1580.

    Cuando abandonó la escuela y encontró su camino hacia las matemáticas y la astronomía, Galileo no dejó atrás su fe. Aunque la Iglesia era hostil a los descubrimientos y teorías que contradecían las creencias cristianas, aún alentaban los estudios científicos que apoyaban la Biblia. De esta manera, Galileo trabajó con la bendición de la Iglesia durante mucho tiempo.

    2.  Pasó sus últimos días bajo arresto domiciliario.

    La idea de la rotación de la tierra alrededor del sol, con el apoyo de Nicolás Copérnico (1473 - 1543), fue declarada herética por la Iglesia Católica en el comienzo del siglo. En ese momento, la Iglesia estuvo de acuerdo con el astrónomo griego Ptolomeo (100 d.C. - 170 d.C.), quien argumentó que la tierra era el centro del universo, y consideró otras interpretaciones como contradictorias con la Biblia.

    Pese a ello, Galileo recibió permiso para investigar la teoría heliocéntrica, con la condición de no defenderla públicamente. Resulta que Galileo estaba convencido de que Copérnico tenía razón y no podía guardárselo para sí mismo.

    3.  Tuvo tres hijos fuera del matrimonio.

    Galileo Galilei nunca se casó. Sin embargo, tuvo tres hijos con Marina Gamba de Venecia, con la que vivió durante unos años en Padua: Virginia (1600 - 1634), Livia (1601 - 1659) y Vincenzo (1606 - 1649).

    Cuando salió de Padua en 1610, se llevó a sus dos hijas con él. Ante lo difícil que sería casar a dos hijas ilegítimas, las puso a las dos en el convento de San Matteo, en Arcetri, donde permanecieron el resto de sus vidas. Como monjas, Virginia fue nombrada hermana María Celeste y Livia, hermana Arcángel.

    Cuando Galileo se fue, Vincenzo se quedó con su madre. Pocos años después, se unió a su padre en Florencia y fue legitimado como heredero de Galileo por el Gran Duque de Toscana.

    4.  Su padre y su hermano eran músicos consumados.

    Vincenzo Galilei, padre de Galileo, fue un importante laudista, compositor y teórico de la música que jugó un papel importante en la revolución musical que vio el final del Renacimiento y el comienzo del Barroco.

    Durante su juventud, Galileo ayudó a su padre con fórmulas matemáticas para sus estudios sistemáticos de acústica. Algunos estudiosos creen que fue gracias a la influencia del trabajo de su padre que Galileo hizo un esfuerzo adicional en sus estudios de matemáticas, profundizando en la experimentación y la descripción cuantitativa.

    Su hermano menor Michelagnolo Galilei siguió los pasos de su padre y también se convirtió en un consumado laudista y compositor, con gran fama en las regiones de Baviera y la Commonwealth polaco-lituana.

    5.  Nunca obtuvo un título universitario.

    Si últimamente te has sentido fracasado o aún no sabes qué hacer con tu vida, este hecho sobre Galileo podría darte algo de confianza y perspectiva: como se mencionó antes, él, uno de los científicos más grandes de todos los tiempos. ¡Fue un desertor de la universidad!

    Advertisement

    Pocos años después de matricularse en la Facultad de Medicina, Galileo habría asistido por error a una conferencia de geometría en la que se dio cuenta de su enorme preferencia por las matemáticas sobre la medicina. En 1585, dejó la escuela sin un título y comenzó a estudiar matemáticas y filosofía natural por su cuenta.

    En 1589, fue invitado a enseñar matemáticas en la Universidad de Pisa. En 1592, tras la muerte de su padre, se trasladó a Padua, donde enseñó geometría, mecánica y astronomía en la Universidad de Padua hasta 1610.

    6.  Dibujó varios inventos.

    A Galileo no solo le gustaba estudiar ciencias; también le gustaba crear cosas. Sin embargo, sus inventos no siempre fueron impulsados ​​por la pasión. Cuando su padre murió, luchó por pagar las deudas de su padre (que incluían las dotes prometidas a sus cuñados) y sus inventos se convirtieron en una fuente de ingresos adicionales.

    Uno de sus inventos exitosos fue una brújula militar para apuntar balas de cañón, lo que le otorgó una buena cantidad de dinero. Otros inventos no fueron tan celebrados, como un termómetro para medir las variaciones de temperatura, un recolector automático de tomates, un reflector de luz para reflejar la luz a través de un edificio, un peine de bolsillo versátil que se convirtió en un utensilio para comer y un bolígrafo.

    Aunque Galileo es famoso por estudiar el universo con el uso de un telescopio, es importante destacar que el telescopio no fue uno de sus inventos. Se enteró del telescopio y decidió juntar algunas lentes para poder usar su poder de aumento para observar el cielo.

    7.  Murió ciego.

    Cuando Galileo tenía poco más de 70 años, perdió completamente la vista. Durante mucho tiempo, la gente creyó que la causa de su ceguera eran sus observaciones solares, ya que el sol puede dañar nuestros ojos si lo miramos directamente. Sin embargo, una extensa investigación ha revelado que este podría no ser el caso.

    Durante toda su vida, Galileo luchó contra enfermedades sistemáticas. Cálculos renales, reumatismo, arritmias, hemorroide. Hay indicios de todos ellos en los registros de Galileo. Un retrato de él pintado por Ottavio Leoni en 1624 llevó a algunos investigadores a creer que también padecía problemas oculares. Eso es porque en el retrato, los ojos de Galileo son desiguales.

    Hoy en día, las explicaciones más aceptadas para su ceguera son una catarata complicada o un glaucoma crónico, pero los diagnósticos están lejos de ser seguros y Galileo todavía está siendo estudiado por muchos científicos.

    Sin embargo, una cosa es segura: tenemos que agradecer a Galileo por gran parte del conocimiento científico que tenemos actualmente. Esperamos te hayan gustado nuestros 7 datos curiosos de Galileo Galilei.

    Advertisement

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir