Cómo Funciona un Negocio.

El secreto de un negocio exitoso es la ley de oferta y demanda. Nunca, pero nunca, olvides eso. Como persona de negocios, tu trabajo es suministrar algo que está en demanda. Es decir, tu trabajo es encontrar algo que la gente quiera y dárselo, y luego tomar su dinero. Este es el corazón de cada negocio, ya sea simple o complejo. Veamos con más detalle cómo funciona un negocio, de manera general, sin importar de qué va.

Sabemos que puedes obtener asesoramiento comercial genérico en todas partes, por lo tanto, dado que no queremos repetir cosas y porque no podemos cubrir este tema en su totalidad, mantendremos este artículo breve y simple. Básicamente, este artículo está orientado a todas esas personas que son muy nuevas en los negocios, en un intento de mostrarles la realidad de las cosas sin destrozar su autoestima.

Cómo funciona un negocio
Cómo funciona un negocio
Índice De Contenidos()

    ¿Qué es un negocio?

    Como ya hemos dicho, hacer negocios significa proporcionar a las personas algo que necesitan o quieren y luego cobrarles. Seremos directos y señalaremos lo que consideramos es su mayor debilidad: ¡Tú, como propietario!

    Habla con cualquier empresario o propietario de una pequeña empresa y aprenderás rápidamente que iniciar un negocio requiere mucho trabajo. Generar una idea de negocio es un excelente punto de partida, pero una idea no se convierte en un negocio sin esfuerzo. Algunos empresarios en ciernes entienden el esfuerzo necesario para crear un negocio, pero es posible que no estén familiarizados con los muchos pasos necesarios para lanzar una empresa comercial. Si estás dispuesto a esforzarte por construir un negocio, querrás saber los pasos necesarios para alcanzar tus objetivos.

    El mayor desafío que enfrenta un nuevo negocio son sus fundadores / propietarios. La mayoría de los nuevos empresarios ni siquiera pueden ver cuán pobres son los emprendedores. No se dan cuenta de lo que les falta o de que sus prejuicios y opiniones internas están creando problemas sobre por qué pueden o no tener éxito.

    ¿Cómo Funciona un Negocio?

    Para saber cómo funciona un negocio, debes comprender sus aspectos principales. Piensa en tu rutina diaria, puedes detenerte en una cafetería por la mañana, quizás hacer ejercicio en el gimnasio por la tarde o ir a cenar con amigos por la noche. Cada lugar que visitas y cada negocio con el que te conectas durante ese día, existe debido a una idea y un emprendedor.

    Ya sea que ese emprendedor provenga de una familia de dueños de negocios, o esté comenzando por su cuenta sin experiencia previa, administrar un negocio requiere un conjunto de habilidades claves. Pero, ¿cuáles son las habilidades que necesitas y cómo las adquieres?

    Dirigir una pequeña empresa a menudo requiere que te conviertas en un gran comerciante. Por lo tanto, es importante conocer desde el principio las habilidades que tienes y las que tendrás que aprender o delegar a otros. Las habilidades comerciales claves a considerar son las siguientes:

    • Gestión estratégica. Crear un plan comercial y estratégico para tu negocio y asegurarse de cumplirlo.
    • Contabilidad Básica. Qué registros mantener, cómo mantenerlos y cómo archivarlos.
    • Gestión financiera. Dónde encontrar financiamiento y cómo administrarlo una vez que lo hayas obtenido.
    • Gestión de personal. Contratar a tus empleados y cómo gestionarlos.
    • Cómo comercializar tu negocio a través de canales tradicionales, web y redes sociales.
    • Cómo completar una venta y cuidar a tus clientes.
    • Gestión de operaciones. Elección y gestión de tus proveedores.

    Pasos básicos para comenzar un negocio.

    Vamos a ver los siguientes pasos de una manera sencilla, para no consternarte de tanta información.

    Mantén clara tu idea de negocio.

    Si ya te decidiste a desarrollar un negocio, ya debes tener una idea de lo que quieres hacer. Vender algún producto o prestar un servicio son situaciones en las que necesitas conocer el mercado y el comportamiento del producto. Debes evaluar a la competencia, lo que hacen, cómo lo hacen, y cómo puedes tú mejorar eso.

    Y la mejora que quieras hacer en el nicho, puede ser de cualquier tipo. Puedes jugar con la calidad del producto, con los tiempos de respuesta en la venta, con el transporte, con el precio. En fin, lo ideal es que entres a competir con alguna mejora que indique que puedes dominar el mercado con el tiempo.

    Es bueno saber por qué estás lanzando tu negocio. En este proceso, puede ser prudente diferenciar entre si el negocio sirve a un por qué personal o un mercado. Cuando el por qué se enfoca en satisfacer una necesidad en el mercado, el alcance de tu empresa siempre será mayor que una empresa diseñada para satisfacer una necesidad personal.

    Independientemente de la opción que elijas, es vital comprender el razonamiento detrás de tu idea. Muchas personas piensan que tienen una gran idea y se lanzan a su negocio sin pensar en quiénes serán sus clientes o por qué estas personas deberían querer comprarlos o contratarlos. Durante la fase de la creación de la idea, debes resolver los detalles principales. Si la idea no es algo que te apasione o si no hay un mercado para tu creación, podría ser el momento de hacer una lluvia de ideas sobre otras ideas.

    Registra tu empresa.

    Para tener reconocimiento oficial, tu negocio debe estar registrado legalmente. Y esto incluye tanto el nombre comercial, como el propósito de la empresa, la estructura de la organización e incluso los detalles de las acciones en caso de tenerlas. Tener todo esto al día te dará la base para que seas realmente reconocido en tu nicho, y te evitará problemas con el gobierno.

    Contrata personal.

    Dependiendo de qué tan grande planificaste empezar, necesitarás una cantidad de personas que te ayuden a obtener los primeros resultados. Tu equipo de inicio debe ser con personas conocidas y de confianza, con las cuales puedas mantener una relación profesional por muchos años.

    Determinar cómo trabajará el equipo en conjunto es igualmente importante. Definir roles y responsabilidades, división del trabajo, cómo dar retroalimentación o cómo trabajar juntos cuando no todos están en la misma habitación te ahorrará muchos dolores de cabeza en el futuro.

    Gestiona tus Finanzas.

    Al comenzar un negocio, vas a incurrir en una serie de gastos, que debes mantener controlados, ya que luego debes cubrirlos con alguna entrada de dinero. Y esto implica, saber qué tanto vas a gastar y si tienes la disponibilidad del capital.

    La mayoría de los negocios emergentes tienden a fracasar porque su entrada de dinero no compensa el gasto inicial. Se desinflan, al quedarse sin capital, sin dar tiempo a que la ganancia llegue. Para esto es necesario controlar el gasto y sobrestimar el tiempo de retribución de ganancias.

    También debes controlar en gastar solo lo necesario para llegar a un objetivo específico. Sea una cantidad de productos en venta, o una cantidad de servicios prestados, no debes gastar tanto para llegar a ello. Recuerda que estás empezando.

    Muchas nuevas empresas tienden a gastar dinero en cosas innecesarias, gasta lo menos posible cuando comiences y solo en las cosas que son esenciales para que el negocio crezca y sea un éxito. Los lujos pueden venir cuando estés establecido.

    Desarrolla tu marca.

    Se dice fácil, pero creemos que es el paso más importante para asegurar tu éxito a mediano y largo plazo. Desarrollar la marca significa, hacerte conocer con los clientes, hacer conocer el producto y/o servicio, desarrollar empatía con los proveedores, crear un logotipo que enganche, y desarrollar un programa de marketing agresivo, en el cual demuestres lo que quieres lograr en el nicho. El tiempo te dirá si has sabido gestionar tu marca.

    Incentiva al desarrollo de tu negocio.

    Ya cuando hayas empezado a ver ganancias y se haya establecido tu negocio, debes buscar cómo hacer para que crezca y expandirlo. Usar la marca para darte a conocer debe rendir sus frutos en este punto. Esto tomará mucho esfuerzo y dedicar mucho tiempo, pero valdrá la pena.

    Recomendaciones para los negocios.

    Nuestro consejo para ti como propietario de un nuevo negocio es tratar de obtener el mayor conocimiento posible sobre cómo administrar un negocio y sobre la industria elegida. No seas complaciente. Ten en cuenta que la mayoría de las empresas nuevas fracasan. Desde el primer día, es una guerra total para asegurarse de que tu negocio tenga éxito.

    En segundo lugar, una nueva empresa suele tener muy pocos recursos. A menudo no tienes suficiente dinero o tiempo suficiente. Necesitas más dinero del que tienes, ves todos los lugares a los que puede ir tu negocio y deseas intentar ir en todas las direcciones al mismo tiempo.

    Lo que lleva al enfoque. Las nuevas empresas generalmente tienen más limitaciones de tiempo que cualquier otra empresa, la nueva empresa necesita llevar sus productos al mercado para demostrar su valía después de todo. Desafortunadamente, los nuevos propietarios de negocios generalmente no se centran en qué, exactamente, quieren vender y, por lo tanto, toman el negocio en muchas direcciones a la vez, lo que conduce a más limitaciones de tiempo.

    ¿Sabes que centrarse en un nicho particular de una industria ha demostrado ser más exitoso, en promedio, que tratar de atacar todo el mercado de una vez? El mejor consejo que podemos darte es que te concentres en una pequeña parte de la industria en la que deseas hacer negocios. Siempre puedes crecer más adelante. Esto tiene varias ventajas:

    • Es más barato.
    • Es más fácil.
    • Enfrenta menos competencia de otras empresas.
    • Tienes mayores posibilidades de éxito.

    ¿Recuerdas cómo comenzó Facebook? Ya había muchas redes sociales en ese entonces, incluido el entonces gigante MySpace. Facebook comenzó centrándose solo en estudiantes universitarios, hubo un momento en que simplemente no se podía obtener una cuenta de Facebook a menos que estuvieras en la universidad o colegio. Al hacer esto, pudieron crear un nicho en un gran mercado y, al mismo tiempo, sembrar las semillas que más tarde los llevarían a convertirse en la red social más grande en Internet.

    Piensa en grande. Pero empieza con algo pequeño.

    Para Cerrar.

    Lee también "Cómo Funciona un Embargo Económico".

    Al considerar las habilidades que te faltan, hay tres caminos que puedes tomar: puedes contratar empleados que sean fuertes en esas áreas específicas, puedes contratar asesores comerciales profesionales o puedes tomar el tiempo para aprender estas habilidades claves tú mismo.

    Si bien estos consejos ayudan a lanzar tu negocio y prepararlo para crecer, nunca hay un plan perfecto. Debes asegurarte de prepararte a fondo para iniciar un negocio, pero las cosas seguramente saldrán mal. Para ejecutar un negocio exitoso, debes adaptarte a situaciones cambiantes.

    Debes estar preparado para ajustar, hay un dicho en el ejército que dice que “ningún plan sobrevive al primer contacto”, lo que significa que puedes tener el mejor plan del mundo, pero tan pronto como esté en acción, las cosas cambian, y debes estar listo y dispuesto a adaptarte y resolver los problemas. Como emprendedor, tu valor radica en resolver problemas, ya sea que se trate de tu producto o servicio, o los problemas dentro de tu organización.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir