Cómo Funciona Una Recuperadora de Gas

Advertisement

Sabemos lo importante que se ha vuelto en el mundo de hoy recuperar refrigerantes de los diversos dispositivos de enfriamiento utilizados en el hogar. Cada vez hay más leyes sobre esto y pronto será bastante común ver a las personas recuperar sus refrigerantes. Sin embargo, si no sabes cómo usar una máquina de recuperación de refrigerante, las cosas podrían ponerse difíciles a medida que pasa el tiempo. Así que veamos cómo funciona una recuperadora de gas refrigerante y como usarla.

¿Qué es una recuperadora de gas refrigerante?

Las recuperadoras de gas refrigerante son máquinas diseñadas específicamente para conectar a sistemas de refrigeración y extraerles el gas que llevan en su circuito cerrado interno. Esto generalmente es esencial hacerlo cuando se interviene un equipo para reparación, mantenimiento, limpieza o simplemente se deba sacar al equipo de servicio. Los gases refrigerantes, aun cuando se diseñan de forma amigable con el medio ambiente, no dejan de influir negativamente en él.

Es por esto que una máquina de este tipo se ha vuelto necesaria. Las recuperadoras de refrigerante cumplen la función de cuidar al medio ambiente, y poder reutilizar este gas nuevamente.

Las máquinas de recuperación de refrigerante se han presentado en el mercado desde máquinas más livianas y listas para usar hasta complejos sistemas que requieren algunos esfuerzos técnicos adicionales. Las máquinas de recuperación de refrigerante de hoy en día son aún más respetuosas con el medio ambiente, ya que usan compresores sin aceite que tienen tantas ventajas sobre los compresores tradicionales, que incluyen tasas de recuperación más rápidas, mejor recuperación de refrigerante, no más mantenimiento relacionado con el aceite, y lo mejor de todo, la capacidad de recuperar más de un refrigerante sin limpieza.

Cómo Funciona Una Recuperadora de Gas Refrigerante
Recuperadora de gas pequeña portátil

Cómo funciona una recuperadora de gas refrigerante.

Su funcionamiento es realmente sencillo. Tiene un sistema de tomas que se conectan a las líneas del circuito refrigerante del equipo a intervenir, y por el cual toma el gas refrigerante. El gas refrigerante debe pasar por el compresor en forma de gas, por lo tanto, en el proceso de succión, pasa primero por un evaporador que garantiza que al compresor de la máquina solo llegue refrigerante en forma de gas.

El compresor se encarga de elevar la presión del gas y pasar el refrigerante a una condensadora interna, donde el gas pasa a estado líquido y puede ser almacenado. De allí se almacena en el tanque recuperador. Es un circuito realmente sencillo y muy funcional, que garantiza la buena manipulación del gas refrigerante y evita la contaminación.

¿Cómo usar una máquina de recuperación de refrigerante?

Veamos un paso a paso para usar una máquina de recuperación de refrigerante sencilla. Estos pasos son los comunes en cualquier marca o modelo de máquina, diferenciando uno que otro detalle.

Asegúrate de saber lo que vas a hacer.

Antes de comenzar a utilizar una máquina de recuperación de refrigerante, debes conocer el tipo de refrigerante que se utiliza en tus dispositivos y si deseas volver a colocar el refrigerante en el mismo dispositivo. También debes leer sobre lo que hace cada equipo cuando recupera refrigerante.

El saber el tipo de refrigerante, la cantidad, las presiones de trabajo y si piensas usar el gas nuevamente, son detalles que tienes que tener en cuenta antes de empezar el trabajo. Te ahorrarás dolores de cabeza posteriores.

Asegúrate de que no entre suciedad en el tanque.

Cuando recuperas refrigerante, la máquina puede estar expuesta a la suciedad y al polvo que se han acumulado desde hace mucho tiempo en tu equipo intervenido. Esta suciedad también puede incluir pequeños pedazos de metales o cualquier contaminación por ácido que pueda haber sucedido. Para evitar que entre suciedad en el tanque (y potencialmente reducir su línea de vida) asegúrate de usar un filtro en línea en el puerto de entrada.

Recupera el refrigerante.

Recupera el líquido refrigerante primero seguido del vapor refrigerante. Usa métodos como el método push/pull para sacar el refrigerante de tu dispositivo, si es necesario.

Paso 1.

Apaga los medidores y asegúrate de conectar correctamente el lado alto y el lado bajo del dispositivo desde donde se debe recuperar el refrigerante. Si no estás seguro de los lados alto y bajo, aquí hay un buen dato. La manguera roja va hacia el lado alto, la manguera azul va hacia el lado bajo. La manguera amarilla está unida a la línea de succión de la máquina de recuperación.

Paso 2.

Conecta una manguera de la máquina de recuperación al tanque de recuperación. Antes de comenzar a recuperar el refrigerante, coloca el tanque de recuperación en una báscula y anota el peso para que sepas cuánto refrigerante estás sacando del equipo intervenido. No llenes demasiado el tanque de recuperación, de acuerdo con las leyes actuales, no se permite llenar más del 80% de los tanques de recuperación.

Paso 3.

Elimina el aire de las mangueras abriendo las válvulas necesarias del dispositivo a la máquina de recuperación de refrigerante. Sin embargo, mantén la válvula de la unidad de recuperación de refrigerante conectada al tanque. En el lado del tanque de la conexión, desenrosca ligeramente la válvula hasta que puedas escuchar el escape de aire. El paso anterior debe realizarse solo durante unos segundos, después de lo cual debes apretar la válvula una vez más. Esto mantendrá el refrigerante bajo presión y saldrá todo el aire. Lentamente verás que la presión baja en la máquina.

Paso 4.

Vuelve a conectar todas las válvulas y enciende la máquina de recuperación de refrigerante. Verás una reducción en la presión a medida que el refrigerante se introduce en la máquina. Mantén el dispositivo encendido hasta que alcance 0 psi en el lado bajo de la máquina de recuperación. Ir por debajo de cero psi es peligroso porque en caso de cualquier fuga, la máquina solo estará aspirando aire.

Paso 5.

Una vez que la máquina ha alcanzado 0 psi, se apagará. Luego gira la válvula azul y la válvula roja para “purgar” la unidad de recuperación. Los medidores te dirán si este paso se realiza correctamente. El lado bajo irá de mayor a menor, y la máquina se apagará automáticamente una vez que haya terminado. Después del apagado, cierre todas las válvulas, especialmente la que se conecta al tanque de recuperación de refrigerante.

Cómo Funciona Una Recuperadora de Gas Refrigerante
Recuperadora de refrigerante conectada a equipo y al tanque recuperador

Para Cerrar.

Te vamos a recomendar que leas nuestro artículo sobre el funcionamiento de los humidificadores. Dispositivos muy prácticos para el control de la humedad en un ambiente controlado.

Recuerda nunca mezclar refrigerantes, especialmente si deseas que vuelvan al dispositivo después de la recuperación. Teniendo en cuenta todos estos pasos, estamos seguros de que podrás demostrar cómo recuperar el refrigerante como un profesional.

En este artículo, te contamos los principales secretos de cómo funciona una recuperadora de gas refrigerante y un paso a paso de como usarla. Una vez que hayas terminado con este artículo, sabemos que no podrás evitar probar tus conocimientos. Esperamos te sirva como guía.

Advertisement

TE PUEDE INTERESAR

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba