¿Cómo Saber Si Falla La Tarjeta Gráfica?

La tarjeta gráfica es uno de los componentes de hardware más importantes de tu ordenador, y mucho más si eres un jugador o un streamer. Lo que hace que sea aún más molesto cuando tu tarjeta gráfica tiene fallas pero ¿Cómo Saber Si Falla La Tarjeta Gráfica?.

Ahora, si no necesitas tu ordenador para jugar o para otras aplicaciones que requieran muchos gráficos, lo más probable es que no tengas una tarjeta gráfica y utilices el chip gráfico de tu CPU.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, tu ordenador tiene una tarjeta separada para la salida de imágenes, y al menos con la misma frecuencia tendrá problemas con esto.

Pero, ¿qué hace exactamente una tarjeta gráfica? A grandes rasgos, procesa los datos de tu ordenador y los envía a tu monitor, por lo que es la unidad central de control de tu salida de imagen.

Esto nos lleva a la verdadera pregunta, ¿Cómo Saber Si Falla La Tarjeta Gráfica?. Tarde o temprano tendrás que lidiar con problemas técnicos en tu ordenador, si estos se deben a que tu tarjeta gráfica está causando problemas y si realmente necesitas reemplazar tu tarjeta gráfica.

Índice De Contenidos

    ¿Cuáles Son Las Señales De Una Tarjeta Gráfica Defectuosa?

    ¿Cómo Saber Si Falla La Tarjeta Gráfica?Las señales que indican ¿Cómo Saber Si Falla La Tarjeta Gráfica? Es la aparición de Rayas parpadeantes en la pantalla, pantalla azul en el arranque o el PC se queda completamente negro al arrancar: si la tarjeta gráfica de tu ordenador está dañada, puede manifestarse de varias maneras. Estas son:

    • En principio, debes cerrar la aplicación actual inmediatamente y apagar el PC primero si hay manchas o cuadros de colores en la pantalla es un indicativo de que la tarjeta gráfica está defectuosa.
    • Otro aspecto es, si la pantalla no reacciona en absoluto y se queda en negro, esto también es un indicativo de que está fallando la tarjeta gráfica.
    • Puede pasar que ordenador te dé información sobre el tipo de defecto emitiendo un pitido al arrancar. Si emite ocho pitidos breves o uno largo y dos breves, indica que el PC no encuentra la tarjeta gráfica o que está defectuosa.
    • Sin embargo, en el caso de una pantalla negra, el problema también puede estar en el monitor. Un cable defectuoso o mal enchufado son fuentes populares de error.
    • Si tu ordenador se bloquea durante los juegos que tienen un requerimiento gráfico particularmente alto, también deberías revisar tu tarjeta gráfica.

    Comprobar La Ranura Y Limpiar La Tarjeta Gráfica.

    Si tu ordenador ha sufrido una agitación, es posible que el conector de la tarjeta gráfica se haya soltado. El ventilador y la propia tarjeta gráfica también pueden llenarse de polvo rápidamente y afectar al rendimiento de la tarjeta gráfica.

    Estas causas pueden solucionarse con poco esfuerzo. Para ello, abra la carcasa de su ordenador y compruebe que la tarjeta gráfica está bien asentada en la ranura y bloqueada en su sitio: debe estar bien ajustada y no moverse. No lo olvides: Apague y desenchufe siempre el ordenador antes de abrirlo.

    Para limpiar la tarjeta gráfica, utilice un bastoncillo de algodón y páselo suavemente y con cuidado por el ventilador para limpiarla de polvo y suciedad.

    Probar la tarjeta gráfica.

    Si se producen errores como los mencionados, es muy probable que su tarjeta gráfica esté causando problemas.

    El siguiente paso es comprobar la tarjeta gráfica. Tú mismo puede realizar fácilmente una prueba de defectos de la tarjeta gráfica sin mucho esfuerzo.

    Explícitamente en caso de un tono de advertencia de la BIOS, se recomienda ejecutar una prueba de DirectX. Con la combinación de teclas Ventana + R se abre la ventana "Ejecutar" y se introduce el comando "dxdiag".

    Esto ejecutará la prueba en el sistema operativo Windows. Una vez completada la prueba, sabrás si la prueba de defectos de la tarjeta gráfica ha arrojado un resultado que indica un problema con tu CPU.

    Puede ver los resultados haciendo clic en la pestaña "Notas". Otra forma de probar tu tarjeta gráfica es con una prueba de estrés utilizando la herramienta gratuita FurMark.

    El programa estresa su tarjeta gráfica al máximo para encontrar posibles fuentes de error. Sin embargo, esta prueba no se recomienda si ya se han producido errores claros que pueden atribuirse a la tarjeta gráfica.

    En este caso, la prueba de estrés de FurMark puede provocar daños aún mayores en el peor de los casos.

    El tono de aviso de la BIOS.

    Si has instalado o sustituido recientemente tu tarjeta gráfica, el fallo puede ser que esté suelta en el ordenador.

    Esto se puede averiguar con relativa rapidez. Si este es el caso, su BIOS reproducirá un tono de advertencia, que es un pitido de alta frecuencia, cuando arranque su ordenador.

    Por supuesto, hay diferentes combinaciones de tonos, que representan diferentes fuentes de error. Muchos sistemas indican al usuario un problema con la tarjeta gráfica con la combinación "1x largo, 2x corto" y "1x largo, 3x corto".

    Si se produce esta combinación de sonidos, lo más probable es que su tarjeta gráfica no esté bien asentada en la caja. Puedes comprobarlo fácilmente con la corriente apagada. Compruebe que la tarjeta está bien introducida en la ranura y que los cables están bien colocados.

    Incluso si el sonido de advertencia no se produce, no está de más comprobarlo.

    ¿Cómo Saber Si Falla La Tarjeta Gráfica De Un Portátil?

    Antes de reemplazar tu tarjeta gráfica, debemos ver los típicos mensajes de error y problemas que indican que su tarjeta gráfica está rota. Esto le ahorrará mucho tiempo y esfuerzo, en caso de que el fallo pueda estar en otra parte de su ordenador.

    La tarjeta gráfica es la responsable de la salida de la imagen, por lo que si tienes problemas con una pantalla negra o un parpadeo de la pantalla, estos ya son claros indicios de un defecto en este componente de hardware de un portátil.

    ¿Cómo Saber Si Falla La Tarjeta Gráfica?En el caso de una portátil la falla de la tarjeta gráfica, se origina cuando se suelta la soldadura que hay entre la tarjeta gráfica y la placa base. Esto ocurre cuando hay sobrecalentamiento en la computadora. A continuación te presentamos algunos indicativos de que la tarjeta gráfica de tu portátil está fallando:

    1. Cuando conectas la portátil a un monitor externo, no hay señal.
    2. En el equipo suelen mostrarse rayas o  pixeles sin ningún sentido en la pantalla.
    3. tu portátil enciende de manera correcta pero pasado un lapso de tiempo se vuelve negra la pantalla nuevamente.
    4. Si tu portátil está funcionando bien, pero cuando se calienta alrededor de unos 15 a 30 minutos empiezan aparecer una serie de rayas en la pantalla.

    En el momento, que enciende tu portátil el núcleo de la tarjeta inicia un proceso de calentamiento, por lo que si los ventiladores o disipadores están sucios, se producirá un sobre calentamiento en la portátil, lo que conlleva a que se debiliten las soldaduras

    Por lo general, esta es la principal causa que ocasionan que la tarjeta gráfica fallen en una computadora portátil.

    ¿Qué hace si Falla la Tarjeta Gráfica o el Monitor?

    ¿Cómo Saber Si Falla La Tarjeta Gráfica?Si tu tarjeta gráfica se rinde, no necesariamente tienes que deshacerte de ella de inmediato y sustituirla por una nueva. A menudo, no es tan difícil comprobar las distintas causas y solucionar la avería uno mismo.

    Actualizar Los Controladores.

    Otra razón para una tarjeta gráfica rota puede ser un controlador anticuado o mal instalado. Normalmente, el software de los controladores se actualiza automáticamente, pero una comprobación rápida no hace daño.

    Los usuarios de Windows pueden comprobar si hay un nuevo software de controlador a través del Administrador de dispositivos, en el apartado Tarjeta gráfica. Si no se encuentran nuevos controladores, todo está ya actualizado.

    Si la búsqueda encuentra nuevos controladores, instálelos y, tras reiniciar el PC, la tarjeta gráfica volverá a estar actualizada. En el caso de MAC IOS, las actualizaciones de los controladores gráficos se incluyen en las actualizaciones de software.

    Comprueba si hay nuevas actualizaciones e instálalas para utilizar los últimos controladores gráficos.

    El error de NO actualizar los controladores es muy banal, y se produce muy a menudo, es que los controladores no se han actualizado. No es raro que esto provoque un mal funcionamiento de la CPU.

    Así que, antes de preocuparte por tener que sustituir tu tarjeta gráfica, descarga y ejecuta los últimos controladores para tu tarjeta en particular.

    Otra manera a través del Administrador de Dispositivos. Seleccione su tarjeta gráfica y haga clic en "Actualizar el software del controlador".

    A continuación, se descargara e instalara el último controlador. Finalmente, sólo tienes que reiniciar tu ordenador y en la mayoría de los casos tu CPU debería volver a funcionar.

    De este modo, puedes descartar que tu tarjeta gráfica esté defectuosa.

    Sustituir La Unidad De Refrigeración.

    Sin la unidad de refrigeración no funciona, el hardware puede sobrecalentarse, lo que a su vez afecta al rendimiento de la tarjeta gráfica. La solución: sustituir el sistema de refrigeración de la tarjeta gráfica.

    Para ello, todo lo que necesitas es una unidad de refrigeración adecuada para tu ordenador, así como un destornillador y pasta térmica. Afloje con cuidado los tornillos y cables que conectan el refrigerador defectuoso a la tarjeta gráfica y deseche la unidad de refrigeración antigua.

    Sustituya la pasta térmica antigua del chip por otra nueva y coloque la nueva unidad de refrigeración en este lugar. Después de volver a apretar todos los tornillos y cables, puede volver a instalar la tarjeta gráfica en el ordenador y utilizar su dispositivo con pleno rendimiento.

    Hornear Una Tarjeta Gráfica Defectuosa En El Horno.

    Truco 17 cuando nada más ayuda: ¡cocinar la tarjeta gráfica! Antes de utilizar este método, asegúrese de que es realmente la tarjeta gráfica la que está defectuosa y que los problemas no están causados por otros componentes como la placa base, la fuente de alimentación o la CPU.

    Esta aplicación debe ser el último intento de rescate, ya que después del proceso de baking, cualquier garantía legal o del fabricante de la tarjeta gráfica expira y el hardware podría ser destruido.

    • ¿Por Qué Ayuda El Horneado De La Tarjeta Gráfica?

    Las juntas de soldadura de la tarjeta gráfica pueden corroerse con el tiempo, reduciendo su conductividad. Al añadir calor, la soldadura puede deformarse fácilmente y conectar las trazas defectuosas. El material volverá a conducirse y la tarjeta de vídeo defectuosa podrá volver a funcionar.

    • Instrucciones De Cocción Paso A Paso.

    Primero, precaliente el horno a 120° de convección. Mientras el horno coge temperatura, saca la tarjeta gráfica del ordenador y prepárala para la cocción.

    Ahora retire todas las piezas de plástico de la tarjeta gráfica extraída, así como la unidad de refrigeración, incluida la pasta térmica del chip gráfico.

    Cuando el horno haya alcanzado la temperatura establecida, coloque la tarjeta gráfica en una rejilla forrada con papel pergamino y hornee durante 20-30 minutos en la rejilla central de su horno.

    Opcionalmente, puedes envolver la tarjeta gráfica en papel de aluminio para distribuir el calor de forma óptima. Esto es especialmente recomendable para los hornos que hornean de forma irregular.

    Una vez transcurrido el tiempo de horneado, retire con cuidado la tarjeta gráfica del horno y déjela enfriar durante al menos 45 minutos.

    No vuelva a instalar la tarjeta hasta que deje de estar caliente. Ahora vuelva a montar la unidad de refrigeración y todas las piezas de plástico que se retiraron anteriormente. Para volver a colocar el refrigerador, aplique una nueva pasta térmica.

    Orientese al mismo lugar donde se colocó la pasta térmica anteriormente. Ha llegado la hora de la verdad: vuelve a instalar la tarjeta gráfica en tu dispositivo y comprueba si vuelve a funcionar correctamente.

    • Durabilidad De La Tarjeta Gráfica Horneada.

    Este método puede salvar muchas tarjetas gráficas de la basura electrónica y hacer que vuelvan a ser utilizables, aunque posiblemente sólo durante unas semanas o meses.

    En principio, el proceso de horneado puede repetirse en cuanto la tarjeta gráfica vuelva a estar defectuosa, pero cuanto más a menudo se calienta la tarjeta gráfica en el horno, menos dura el efecto.

    Este procedimiento no es una solución permanente, pero puede retrasar la compra de uno nuevo durante unos meses.

    Atención: El proceso de cocción de las tarjetas gráficas puede hacer que expire la garantía del fabricante. No nos hacemos responsables de los daños causados.

    Las fallas de una tarjeta gráfica pueden llegar a despistarnos y podemos pensar que el monitor está fallando pero a continuación podrás reconocer cuando la falla viene de la tarjeta y no de tu monitor.

    ¿Qué puedo hacer si mi tarjeta gráfica está defectuosa?

    Si ya no se descarta que tú CPU está defectuosa, ahora puedas plantearte la cuestión de qué hacer a continuación. Puedes repararlo tú mismo, por ejemplo si tu tarjeta gráfica se sobrecalienta debido a una unidad de refrigeración defectuosa, o comprar una nueva.

    Esta última opción es, por desgracia, muy cara, dependiendo de la tarjeta gráfica. Sin embargo, tenga en cuenta que al abrir la tarjeta se anulará la garantía, si es que aún la tiene pero ¿Cómo Saber Si Falla La Tarjeta Gráfica?

    Por supuesto, esto también se aplica a una reparación de terceros. Sin embargo, si la tarjeta es reparada por un profesional, el riesgo de que se produzcan daños irreparables en ella es mucho menor o incluso inexistente.

    Lo mejor es averiguar lo que cuesta una reparación por parte de un especialista y sopesar si, después de todo, no merece la pena una nueva compra.

    Puedes considerar realizar los siguientes pasos:

    • haz una reinstalación completa, incluyendo la desinstalación previa del software de la tarjeta gráfica antigua:
    • Vuelva a abrir el menú contextual de la tarjeta gráfica en el Administrador de dispositivos y esta vez seleccione "Desinstalar".
    • Abra la gestión de programas en "Panel de control/Programas y características".
    • Busca todas las herramientas de una tarjeta gráfica anterior a través de "nvidia" o "ati" y desinstálalas también.
    • Obtenga el controlador apropiado de Ati o Nvidia en la página web respectiva.
    • Instale el controlador y reinicie Windows para terminar.

    También puede ocurrir que tengas una segunda tarjeta gráfica instalada

    Es posible, aunque no muy probable, que haya una segunda tarjeta instalada, más concretamente, un segundo controlador de tarjeta gráfica. En realidad, Windows no permite tener dos tarjetas gráficas instaladas, así que tendrás que desinstalar una:

    • Abra el Administrador de dispositivos y vuelva a abrir el elemento "Tarjeta gráfica".
    • Si encuentra dos entradas aquí, primero identifique la tarjeta que no es la correcta.
    • Abra el menú contextual de la tarjeta errónea y desinstalala.
    • Reinicia Windows.

    También puedes leer: ¿Cómo Saber Las Características De Mi PC?

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir