Cómo Saber Si Tu Gata Esta Embarazada. Datos Que Podrían Interesarte.

Si has tenido a tu gato durante algunos años, sabrás lo valiosos que son. Sin embargo, una cosa es segura; si tienes una gata y aún no ha sido esterilizada, es importante poder saber si ha quedado embarazada o no. Existen algunas señales reveladoras a las que debes prestar atención. Por eso, en los siguientes párrafos te mostraremos cómo saber si tu gata está embarazada.

cómo saber si mi gata está embarazada

Índice De Contenidos()

    ¿Cómo saber si tu gata está embarazada y que cuidados debes brindarle?

    Al igual que los humanos, los felinos tienen algunos indicadores reveladores del embarazo; desde el comportamiento hasta los cambios corporales y el aumento de peso característico. Es probable que tu gata no muestre ningún signo de embarazo en las primeras semanas, por lo que si crees que podría tener gatos en el camino, es importante llevarla a su veterinario para que lo confirme. Para saber si tu felina está embarazada sigue el procedimiento que se encuentra a continuación:

    Pasos:

    • Paso 1: Observa los pezones: uno de los primeros y más obvios indicadores de embarazo en tu gata son los cambios en sus pezones. Alrededor de las dos o tres semanas de embarazo, su minino comenzará a mostrar pezones agrandados, rojos o rosados.
    • Paso 2: Presta atención porque puede presentar náuseas matutinas: las gatas pueden experimentar náuseas durante el embarazo. Podrían pasar por fases de vómitos o letargo. Es importante que sepas que este no es uno de los signos más comunes y si tu gata muestra señales de enfermedad, es bueno que estés alerta; si no pasa rápidamente, asegúrate de llevarla al veterinario.
    • Paso 3: Vigila los hábitos de alimentación de tu gata si crees que está embarazada: casi siempre cambiará drásticamente. Si no está enferma, es probable que el apetito de tu peluda amiga aumente enormemente, especialmente hacia el final de su embarazo. Recuerda que tu gata puede tener varias crías, por lo que no solo come por dos.
    • Paso 4: Tu gata aumentará de peso: ten en cuenta que la combinación del crecimiento de los gatos y el aumento del apetito, hará que tu minina gane algo de peso.Por lo general, alrededor de 1-2 kg dependiendo de cuántos gatos lleve. Si su vientre está redondeado e hinchado, esta es una fuerte señal de que está embarazada.
    • Paso 5: Cerca del final del embarazo (alrededor de dos semanas previamente de su fecha de dar a luz), notaras que tu felina busca un lugar tranquilo y cómodo enel contorno de la casa o en un establo cercano. Posiblemente, estará arrastrando cobijas suaves, paños viejos, paja o papel de desecho para crear un lugar acogedor para tener a sus gatitos. Si notas señales que indican que quiere dar a luz, ayúdala y forra un lugar cómodo con papel o toallas para que las use.

    Salud y vacunas

    En teoría; madre sana equivale a unos gatos sanos, así que es buena idea asegurarse de que la gata está en plena forma antes de quedar embarazada (es más fácil decirlo que hacerlo si no estás planeando activamente un embarazo para ella).

    En general, un buen punto de partida es asegurarte de que tu amiga felina está al día con todas sus vacunas, ya que la madre transmite su inmunidad a los pequeños gatos a través de la leche.

    Si tu gata queda embarazada se le deben aplicar las vacunas. Si no estás seguro de si está al día o no, lo mejor es que hables con tu veterinario inmediatamente. Algunas vacunas no son seguras durante el embarazo; el especialista te aconsejará la mejor manera de actuar. En la mayoría de los casos, las gatas pueden tener embarazos seguros sin estar vacunadas, aunque puede ser necesario tomar algunas precauciones adicionales.

    Los pequeños gatos aún no nacidos, pueden contraer fácilmente lombrices a través de su madre, por lo que también es importante mantener a tu gata al día con su tratamiento de desparasitación. Lo mismo ocurre con los medicamentos antipulgas.

    Una vez más, es vital que consultes a tu veterinario antes de administrar cualquier fármaco, ya que él podrá aconsejarte sobre las dosis y los tratamientos más seguros, tanto para la madre como para los gatitos.

    Limpieza y hábitos de baño

    Hacia el final del embarazo de tu gato, habrá otras cosas que deberás vigilar y ayudar. Pueden ser un poco desagradables, pero toda forma parte del cuidado que le debes brindar a tu felina embarazada.

    Dado el aumento de peso y la presión sobre la vejiga, es posible que tu gata no siempre llegue a tiempo a la bandeja sanitaria. Es una lástima, pero no es el momento de reñirle; no puede evitarlo. Si observas pequeños accidentes, limpia y sigue adelante.

    Dependiendo del tamaño de su barriga, también puede necesitar ayuda para limpiarse después de ir al baño; un paño suave y húmedo servirá si te deja acercarte lo suficiente.

    También es posible que tu felina pierda leche a medida que se aproxime el parto. Si esto sucede asegúrate de limpiarla y de lavar sus mantas, para que así ella posea un espacio limpio, caliente y placentero donde acostarse.

    Señales de parto

    Si no estás seguro de a qué debes atenerte; existen algunas señales de que tu gata se pondrá pronto de parto:

    • Entre veinticuatro y cuarenta y ocho horas previas al parto, tu felina puede estar inquieta y evidentemente incómoda.
    • Unos días o una semana antes de que la felina dé a luz, la misma puede perder completamente el apetito y dejar de comer.
    • Aproximadamente veinticuatros horas antes de parir, la temperatura de tu gata bajará considerablemente; estará por debajo de los 38°C.
    • Se pondrá muy ruidosa, maullando más de lo habitual. Pero no te asustes, es normal; solo te está avisando que algo está a punto de ocurrir.

    ¿Cuántos gatos puede tener tu gata?

    La mayoría de la gente sabe que las camadas felinas suelen estar formadas por más de un gato. Pero querrás tener una idea de cuántos esperar cuando tu peluda dé a luz, para asegurarte de que todos han nacido sin problemas. Normalmente, las gatas tienen entre cuatro y seis pequeñines en una camada, y tu veterinario debería poder confirmar el número real mediante una ecografía o una radiografía mucho antes del parto.

    Es de suma importancia tener en cuenta que si adoptas o compras una gata, debes atenderla y prestarle los cuidados necesarios a la hora de que quede en gestación. Hemos dejado estos consejos o recomendaciones, para que así aprendas cómo darle la atención que ella requiere cuando se encuentra en este estado.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir