Causas y Consecuencias de Apretar los Dientes

Según estudios realizados, las personas que aprietan los dientes de manera continua, tienen muchas más probabilidades de sentir dolores de cabeza. La mayoría de la población rechinará sus dientes en algún momento de su vida. El apretar y rechinar los dientes ocurren naturalmente cuando se come, pero algunas personas también pueden apretar o rechinar involuntariamente y excesivamente durante el día o la noche. Vamos a ver las Causas y Consecuencias de Apretar los Dientes.

Los dientes se aprietan cuando los dientes superiores e inferiores se unen. El rechinar de dientes se produce cuando los dientes se mueven horizontalmente o hacia atrás y hacia adelante, mientras que los dientes están apretados. La mayoría de las personas no son conscientes de que están apretando o rechinando, a menudo es un compañero de cama que escucha el rechinar por la noche o el dentista que puede ver los signos visibles de destrucción del esmalte debido a un excesivo apretamiento o rechinamiento.

La prevalencia alcanza su punto máximo en la infancia y alcanza las tasas más bajas en los mayores de 65 años. Se estima que el 8% de la población adulta rechina o aprieta los dientes durante la noche. Durante el día, el 20% de la población general informa que aprieta los dientes. El mismo estudio también encontró que esto era más común en mujeres. El bruxismo tiende a disminuir con la edad.

Consecuencias de Apretar los Dientes
Consecuencias de Apretar los Dientes
Índice De Contenidos

    ¿Qué es el Bruxismo?

    Bruxismo es el nombre médico dado a rechinar o apretar los dientes durante el día o la noche. Los dientes no están diseñados para estar en contacto constante. Pueden tocarse brevemente al tragar o masticar, pero si están en contacto con demasiada frecuencia, pueden desgastar el esmalte dental. El esmalte es la parte externa del diente que protege la estructura interna. El riesgo de caries dental aumenta sin la protección del esmalte.

    El bruxismo suele ser diagnosticado por un dentista después de una evaluación clínica. Otros médicos que podrían diagnosticar el bruxismo son un cirujano maxilofacial, un especialista en dolor de cabeza o un especialista en sueño. También se puede justificar un estudio del sueño durante la noche si existe la sospecha de que se trata de un trastorno del sueño.

    El rechinar y apretar los dientes a menudo se relaciona con el estrés o la ansiedad. No siempre causa síntomas, pero muchas personas sufren de dolores de cabeza y dolor facial, y pueden sufrir de desgaste de los dientes con el tiempo. La mayoría de las personas que rechinan los dientes y aprietan la mandíbula no se dan cuenta de que lo están haciendo. A menudo ocurre durante el sueño o mientras se concentra o está bajo estrés.

    Consecuencias del Bruxismo.

    Los signos que puedes tener bruxismo son los siguientes:

    • Dolor de cabeza, dolor de oído, migraña, dolor de sinusitis. El dolor de cabeza alrededor de las sienes o incluso un dolor de oído puede ser un signo de apretar o rechinar excesivamente, especialmente en la mañana. En aquellos con antecedentes de migraña, un episodio de bruxismo puede desencadenar un ataque de migraña.
    • Músculos o articulaciones sensibles de la mandíbula o faciales. El dolor, la sensibilidad y la fatiga pueden ser causados en los músculos y articulaciones alrededor de la mandíbula y la cara.
    • Cuello rígido. Los músculos alrededor de la mandíbula por apretar y rechinar afectan los músculos en las áreas circundantes, incluido el cuello. Un cuello rígido puede no ser un signo obvio de apretamiento o rechinamiento, pero hay que tener cuidado, especialmente si hay otros síntomas presentes. Los músculos de la mandíbula afectan a muchos otros alrededor de la cabeza y el cuello.}
    • Desgaste dental. Los dientes astillados, agrietados, sensibles e incluso que pierden los dientes no son infrecuentes por el desgaste que puede causar el apretar excesivamente y el rechinar. Se puede ejercer una presión extrema al apretar y rechinar los dientes, especialmente en la noche cuando no se puede controlar conscientemente la fuerza de apretar o rechinar. Los dientes también se pueden desgastar y acortar si no se tratan.}
    • Músculos de la mandíbula agrandados. El acto de apretar y rechinar puede ser tan extenuante con el tiempo que el paciente puede notar músculos de la mandíbula agrandados o demasiado desarrollados.
    • Función oral reducida. En casos severos, el bruxismo puede comprometer funciones orales básicas como masticar, hablar y tragar debido al dolor y la apertura limitada de la boca.

    Trastorno TemporoMandibular (TMD).

    TMD es un término amplio que a menudo incluye apretar y rechinar, aunque no haya problemas con la articulación real en casos de apretar y rechinar. En casos severos y a largo plazo, estas acciones pueden provocar daños en las articulaciones. La presencia de estallido y / o chasquido de la articulación sugiere un problema físico con la articulación. Los casos más leves que involucran estallido y / o chasquido tienden a resolverse espontáneamente, pero los casos moderados a severos pueden requerir intervención quirúrgica o física.

    El TMD es bastante común, pero en la gran mayoría de los casos, los síntomas y los problemas clínicos son leves. Solo el 4 o 7% de la población tendrá síntomas de gravedad suficiente para justificar la búsqueda de consejo médico.

    Causas del Bruxismo.

    Por la noche, mientras se duerme, puede haber muchas causas diferentes o múltiples:

    • Concentración intensa. La Academia Americana de Medicina Oral sugiere que la concentración en sí misma es suficiente para desencadenar el bruxismo.
    • Estrés, ira o ansiedad. Se cree que el estrés emocional es un desencadenante común para rechinar o apretar los dientes. Esto puede llevar al bruxismo durante el día y / o durante la noche.
    • Alergias o nariz tapada. No poder respirar por la nariz debido a alergias o estar en una habitación tapada o seca puede contribuir a una mayor respiración por la boca, lo que desencadena el sistema nervioso autónomo cuando duerme. Cuando se enciende, la actividad muscular tiene mucho menos control voluntario, y es más probable que ocurra el bruxismo.
    • El bruxismo es dos veces más común en los fumadores que en los no fumadores.
    • Alcohol o cafeína excesivos. Estas sustancias pueden reducir la calidad de su sueño y desencadenar el bruxismo.
    • Deshidratación. La insuficiencia de líquidos a lo largo del día puede empeorar el bruxismo.
    • Trastornos del sueño. El bruxismo del sueño se considera un tipo de trastorno del sueño. También puede asociarse con otros trastornos del sueño como la apnea del sueño y los ronquidos. Cuando el cuerpo se acerca al sueño profundo, se requiere que los músculos se relajen completamente. Esto puede causar problemas en algunos casos para mantener las vías aéreas totalmente abiertas.
    • La obstrucción de la vía aérea podría ser una causa fundamental del bruxismo del sueño. Un estudio del sueño podría estar justificado para algunos pacientes. Si tiene apnea del sueño, un guardia nocturno podría empeorar tanto la apnea del sueño como el bruxismo.

    Otras causas menos frecuentes.

    • Desalineación de los dientes. Se ha pensado históricamente que una mala mordida desempeña un papel en el bruxismo, pero varios estudios no han podido demostrar el vínculo. Dicho esto, las limaduras mal diseñadas que se sientan demasiado altas también pueden contribuir al rechinar.
    • Factores genéticos. Si los miembros de la familia aprietan o rechinan los dientes, entonces el paciente también es más propenso a desarrollar el hábito.
    • El bruxismo puede ser un efecto secundario de algunos medicamentos. Los tipos más comunes de medicamentos que mencionan el bruxismo como un efecto secundario potencial son los antidepresivos de segunda generación y los antipsicóticos.

    Estos factores también pueden desempeñar un papel en el bruxismo durante el día. El bruxismo durante el día a menudo se considera un hábito en respuesta al estrés y la ansiedad.

    Tratamiento del Bruxismo.

    Los estudios han reconocido que el tratamiento del bruxismo diurno es un reto debido al aumento de los niveles de ansiedad y los síntomas somáticos informados en estos pacientes. Los síntomas somáticos se refieren a trastornos psicológicos de algún tipo que se expresan como síntomas físicos en el cuerpo. A pesar de la ausencia de una causa física, los síntomas somáticos como el dolor, las náuseas y el apretón son reales, y no falsamente pretendidos.

    La mayoría de las personas experimentarán síntomas somáticos en algún momento. Por ejemplo, un orador público nervioso puede sentir náuseas e incluso vomitar ante el temor de hablar ante una gran audiencia. Se han realizado pocos estudios de alta calidad para evaluar los tratamientos dirigidos a apretar o rechinar los dientes durante el día.

    Sin tratamientos basados en la evidencia para el bruxismo diurno, solo se pueden hacer con cautela sugerencias generales, que se enumeran a continuación.

    Buena higiene del sueño.

    El tratamiento de apretar y rechinar por la noche a menudo comienza con la práctica de una buena higiene del sueño. Esto incluye restringir la cafeína, cigarrillos y el alcohol por la noche. También puede ayudar el limitar la actividad física y mental antes de irse a la cama y garantizar las condiciones óptimas para dormir en el dormitorio.

    El dormitorio debe ser oscuro y tranquilo. Un televisor y otros dispositivos electrónicos estimulantes en el dormitorio pueden ser perjudiciales para la calidad del sueño.

    Protector bucal.

    También conocido como protector nocturno, se considera que estos dispositivos son la primera línea de defensa para prevenir el desgaste adicional de los dientes y el rechinamiento durante la noche. Un protector bucal es uno de los mejores tratamientos disponibles para ayudar a aliviar la tensión de apretar y rechinar la mandíbula. Ayuda a prevenir las articulaciones y los músculos adoloridos de la mandíbula.

    Los protectores bucales personalizados que se moldean a la mordida de una persona son una opción más cómoda y efectiva. Los guardias nocturnos no personalizados pueden ser incómodos o incluso dolorosos de usar. Además, los guardias nocturnos no personalizados pueden exacerbar los problemas oclusales y provocar el desplazamiento de los dientes dentro de las encías, lo que puede provocar que se formen brechas entre los dientes.

    Protector bucal
    Protector bucal

    Dispositivos de avance mandibular.

    Estos dispositivos se utilizan normalmente para el tratamiento de la apnea del sueño y los ronquidos. Al igual que la guardia nocturna, estos dispositivos se insertan en la boca por la noche para usarlos mientras se duerme.

    El dispositivo de avance mandibular hace avanzar la mandíbula inferior alrededor de 8 a 10 mm. Esto ayuda a mantener abiertas las vías respiratorias.

    Otros Tratamientos.

    1. Manejo del estrés. Dos técnicas comúnmente sugeridas para el manejo del estrés son la terapia cognitiva conductual (TCC) y la Bio – retroalimentación.
    2. Ejercicio regular. Se ha comprobado que el ejercicio ayuda a controlar mejor el estrés. Libera endorfinas, puede aliviar dolores y molestias menores, y proporciona una sensación de bienestar. Esto puede ayudar a aquellos con bruxismo.
    3. Terapia conductual. El bruxismo, especialmente el bruxismo diurno, es un hábito en el que podemos caer inconscientemente a lo largo del tiempo. En el momento en que nos demos cuenta, es posible que ya estemos profundamente arraigados en este comportamiento. La modificación del comportamiento y la inversión del hábito pueden ofrecer técnicas útiles para romper el hábito. En casos más difíciles, el asesoramiento psicológico puede ser útil.
    4. Estudios recientes han revisado Botox como una opción de tratamiento para el bruxismo. Los resultados indicaron que la fuerza de la actividad se reduce significativamente, pero no se encontraron cambios en la frecuencia.
    5. Estimulación eléctrica. Como el Botox, la estimulación eléctrica ha sido probada con bruxismo. Los resultados de dos estudios experimentales encontraron una reducción en la frecuencia de bruxismo durante el sueño pero sin cambios en el dolor o la tensión muscular. Esto sugiere que, si bien la frecuencia se reduce, la severidad y la fuerza de apretar no lo son. Otro estudio confirmó este resultado y descubrió que los beneficios se obtuvieron solo mientras se usaba el dispositivo.
    6. El médico puede sugerir relajantes musculares que se utilicen de forma moderada durante un período breve. Se debe tener precaución para no desarrollar dependencias o dañar los órganos internos por el uso excesivo.

    Conclusión.

    Es decepcionante decir que no hay un solo tratamiento exitoso que aborde la causa raíz de rechinar o apretar los dientes. Por lo tanto, el primer enfoque clínico del bruxismo es a menudo evitar el desgaste dental adicional, el ruido de la muela y aliviar cualquier malestar o disfunción muscular y articular.

    Una de las mejores maneras de hacer esto y proteger sus dientes es con un guardia nocturno hecho a medida (férula oclusal) de algún tipo. Esto también ayuda a aliviar la presión extrema sobre sus dientes, así como la fatiga y el dolor en sus músculos y articulaciones. Con los síntomas urgentes cubiertos, puedes comenzar a trabajar en la causa raíz.

    La mejor estrategia de tratamiento serán aquellas que mejor aborden sus posibles causas. Los mejores resultados a menudo pueden ocurrir con terapias combinadas. Agregar diferentes modalidades según sea necesario si un guardia nocturno solo no cumple. Por ejemplo, la incorporación de cambios en el estilo de vida, una guardia nocturna, suplementos y medicamentos o Botox.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir