Qué Pasa si Tomas Ketorolaco en Lactancia.

El Ketorolaco es un medicamento muy efectivo para el control del dolor, que debe ser tomado con precaución y bajo prescripción médica. Sigue leyendo y te mostraremos qué pasa si tomas Ketorolaco en lactancia o durante el embarazo.

Qué Pasa si Tomas Ketorolaco en Lactancia
Qué Pasa si Tomas Ketorolaco en Lactancia
Índice De Contenidos()

    ¿Qué es el Ketorolaco?

    El ketorolaco es miembro de una clase de medicamentos llamados antiinflamatorios no esteroideos (AINE) que se usan para tratar la inflamación y el dolor. Otros medicamentos en esta clase incluyen ibuprofeno (Motrin) y naproxeno (Naprosyn, Aleve), pero el ketorolaco es más efectivo que otros AINE para reducir el dolor por causas tanto inflamatorias como no inflamatorias.

    El ketorolaco reduce la producción de prostaglandinas, sustancias químicas que producen las células del sistema inmunitario que causan enrojecimiento, fiebre, y dolor de inflamación y que también se cree que es importante en la producción de dolor no inflamatorio.

    Lo hace bloqueando las enzimas que las células usan para producir prostaglandinas (ciclooxigenasa 1 y 2). Como resultado, se reducen tanto el dolor como la inflamación y sus signos y síntomas, enrojecimiento, hinchazón, fiebre y dolor.

    El Ketorolaco vía oral está disponible como medicamento genérico, aunque para su compra, necesitarás receta.

    Presentación del Ketorolaco.

    El Ketorolaco se consigue comúnmente en tabletas de 10 mg. Para los tratamientos intravenosos, se consiguen ampollas de 15 y 30 mg/ml. Tanto las tabletas como la solución inyectable deben almacenarse en ambientes secos, con temperaturas moderadas entre 15 °C y 30°C. Tambien deben protegerse de los rayos del sol.

    Uso del Ketorolaco.

    El ketorolaco se usa en los tratamientos no mayores de cinco días aplicados para el dolor intenso que de otro modo requeriría narcóticos. El ketorolaco no se usa para afecciones dolorosas leves o crónicas. Su alta efectividad permite que sea muy recomendado en este tipo de dolencias.

    Los efectos secundarios comunes del ketorolaco incluyen:

    • Erupción en la piel.
    • Zumbido en los oídos.
    • Dolores de cabeza.
    • Mareos y pérdida del equilibrio.
    • Somnolencia moderada.
    • Dolor abdominal.
    • Náuseas, Vómito y Diarrea.
    • Estreñimiento casual.
    • Indigestión o mala digestión.
    • Retención de líquidos

    Existen otros efectos secundarios menos comunes, pero que pueden verse en algunos casos.

    • Pensamiento anormal.
    • Graves reacciones alérgicas.
    • Visión borrosa.
    • Broncoespasmos.
    • Ictericia.
    • Depresión.
    • Dificultad para concentrarse.
    • Anormalidad del gusto.
    • Euforia.
    • Síndrome urémico hemolítico.
    • Niveles altos de potasio en sangre.
    • Bajos niveles de sodio.

    Los efectos secundarios graves de ketorolaco incluyen:

    • Úlceras estomacales.
    • Sangrado intestinal.
    • Función renal reducida.
    • Insuficiencia hepática.

    Los medicamentos como el Ketorolaco reducen la capacidad de la sangre de coagularse y, no es de extrañar, que aumentan el sangrado después de una lesión. El ketorolaco si se usa por más de cinco días, puede causar úlceras y sangrado en el estómago o intestinos. A veces, la úlcera de estómago y el sangrado intestinal pueden ocurrir sin ningún dolor abdominal. A veces, los únicos signos o síntomas de sangrado pueden ser las heces alquitranadas negras, debilidad y mareos al ponerse de pie (hipotensión ortostática).

    Los AINE reducen el flujo de sangre a los riñones y deterioran la función de los riñones. El deterioro es más probable que ocurra en pacientes con deterioro preexistente de la función renal o insuficiencia cardíaca congestiva, y el uso de AINE en estos pacientes debe hacerse con precaución.

    La insuficiencia hepática también se ha asociado con el ketorolaco. Las personas que son alérgicas a la aspirina y otros AINE no deben usar ketorolaco. Las personas con asma o pólipos nasales tienen más probabilidades de experimentar reacciones alérgicas a los AINE.

    ¿Cuál es la dosis de ketorolaco oral?

    El tratamiento debe iniciarse con la inyección de ketorolaco. Las tabletas se usan solo si el tratamiento continúa después de que los pacientes comienzan a comer y beber.

    La duración total de la terapia no debe exceder los 5 días debido a la posibilidad de hemorragia gastrointestinal y otros efectos secundarios. La dosis única intravenosa recomendada para adultos es de 15 a 60 mg.

    También se pueden usar dosis intravenosas múltiples de 15 o 30 mg cada 6 horas, que no excedan de 60 o 120 mg al día.

    Después de la terapia intravenosa, la dosis recomendada es de 1 (10 mg) o 2 tabletas (20 mg) inicialmente seguidas de 1 tableta (10 mg) cada 4-6 horas, sin exceder los 40 mg diarios. La dosis más pequeña se usa para pacientes con insuficiencia renal o mayores de 65 años.

    El ketorolaco oral no está aprobado para personas menores de 17 años.

    ¿Qué medicamentos o suplementos interactúan con ketorolaco oral?

    El probenecid (Benemid) no debe combinarse con ketorolaco porque reduce la eliminación de ketorolaco por los riñones. Esto puede conducir a mayores niveles de ketorolaco en el cuerpo y mayores efectos secundarios del ketorolaco.

    El ketorolaco puede aumentar los niveles sanguíneos de litio (Eskalith, Lithobid) al reducir la eliminación de litio por los riñones. El aumento de los niveles de litio puede conducir a la toxicidad del litio.

    El uso concomitante de inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina y ketorolaco y la angiotensina puede reducir la función de los riñones.

    Las personas que toman anticoagulantes, por ejemplo, Warfarina (Coumadin, Jantoven), deben evitar el ketorolaco porque el ketorolaco también diluye la sangre y el adelgazamiento excesivo de la sangre puede provocar hemorragias.

    Qué Pasa si Tomo Ketorolaco en Lactancia.

    No hay estudios adecuados en mujeres embarazadas. El Ketorolaco debe utilizarse durante el embarazo sólo si el beneficio potencial justifica el riesgo potencial para el feto. Los AINE pueden causar efectos secundarios cardiovasculares durante el embarazo tardío.

    El ketorolaco no debe ser utilizado por madres lactantes porque se excreta en la leche materna. Al pasar esto, todo el tratamiento se lo estarás dando al niño, afectándolo. Está terminantemente prohibido y no conseguirás ningún especialista que te recete Ketorolaco mientras estés amamantando o en embarazo.

    Para Cerrar.

    Te invitamos a que les también sobre Qué Pasa Si Abortas.

    En resumen, el ketorolaco es un antiinflamatorio no esteroideo (AINE) utilizado para el tratamiento a corto plazo del dolor moderado a intenso. Los efectos secundarios incluyen Náusea, Comezón, Acidez, Retención de líquidos, Dolores de cabeza leves. Es muy importante tener en cuenta las interacciones con los medicamentos, la dosis y el uso durante el embarazo o la lactancia antes de tomar este medicamento.

    Recuerda que toda esta información en ningún momento debe sustituir la experticia directa de un especialista. Consulta tu médico y explica todos tus tratamientos y tu estado, en caso de estar embarazada o lactando, para que te haga recomendaciones de acuerdo a tu situación.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir