Qué Pasa Si Vomitas Bilis.

Vomitar la bilis es mucho mas frecuente de lo que muchos creen, y está influenciada a muchos factores que estaremos viendo en este post. Veamos qué pasa si vomitas bilis.

Todos hemos vomitado en un momento u otro, ya sea debido a una larga y movida noche o a una enfermedad violenta estomacal. Por lo general, apartamos la vista con disgusto del vómito recién expulsado, ya que puede provocar más arcadas. Sin embargo, esta puede ser una oportunidad perdida, ya que la apariencia de tu vómito puede contener pistas dentro de su contenido, consistencia y color para ayudar a determinar una razón aproximada para vomitar.

Qué pasa si vomitas bilis
Qué pasa si vomitas bilis
Índice De Contenidos()

    ¿Qué es la Bilis?

    La bilis es un líquido digestivo utilizado en la digestión de las grasas en el intestino delgado. A menudo, durante los ataques de vómitos, la bilis puede acompañar el contenido del estómago y aparecer de color verde oscuro o incluso amarillo brillante.

    La identificación de la bilis no debe ignorarse, especialmente si aparece de repente, ya que puede indicar una complicación grave que puede requerir atención médica inmediata. La secreción de bilis es mayor de 20 a 40 minutos después de comer una comida especialmente grasosa, y si se produce el vómito por cualquier motivo durante este período, puedes esperar ver alimentos especialmente digeridos mezclados con enzimas digestivas, moco y bilis.

    Causas de vomitar bilis.

    Hay varias razones por las cuales podemos vomitar bilis. El vómito excesivo en sí mismo puede ser la razón para ver la bilis, pero los virus y otras causas de irritación también son causas comunes. El acto de vomitar es una respuesta corporal normal a algún tipo de trastorno en el tracto digestivo, con su cuerpo tratando de corregir la anormalidad expulsándola.

    Las siguientes son algunas razones por las cuales una persona puede vomitar bilis.

    Bloqueo intestinal.

    La obstrucción del tracto intestinal bloqueará el flujo de alimentos, y esto hará que todo el sistema colapse, lo que provocará vómitos. Como esto ocurre a lo largo del tracto intestinal, la bilis ya se ha mezclado con la comida de digestión, presentándose cuando se vomita. Un bloqueo intestinal puede ser causado por una enfermedad inflamatoria intestinal, Cálculos biliares o adherencia, que es una complicación de la cirugía abdominal. Estas causas a menudo van acompañadas de dolor abdominal intenso y estreñimiento.

    Síndrome de vómitos cíclicos.

    Un trastorno poco frecuente que puede hacer que vomites bilis y se caracteriza por vómitos violentos y aleatorios que se producen sin razón aparente en personas sanas.

    Uso de drogas y alcohol.

    El consumo excesivo de cualquiera de estas dos sustancias puede irritar el revestimiento del estómago o incluso desencadenar los receptores en el cerebro, diciéndote que vomites.

    Gripe estomacal.

    También conocida como gastroenteritis, puede causar vómitos de bilis debido a los efectos de una infección viral. Este síndrome a menudo se acompaña de diarrea, calambres abdominales y deshidratación. Debido a la queja estomacal a menudo resultante en la incapacidad de mantener bajos los alimentos durante varios días, es muy probable que vomites bilis durante los episodios de vómitos.

    Intoxicación alimentaria.

    A menudo ocurre de forma repentina y violenta debido a que el cuerpo entra en contacto con bacterias o virus de alimentos que ya pasaron su vencimiento o que se prepararon de manera no sanitaria. Las arcadas fuertes provocarán expulsión de la bilis.

    ¿Cómo dejar de vomitar bilis?

    Por ser tan difícil controlar un ataque de vómitos, lo ideal es dejar que siga su curso. Una de las razones más comunes para vomitar la bilis es que su estómago está vacío. Por lo general, es la forma menos preocupante de vómitos biliares y se puede prevenir y remediar fácilmente usando jengibre, como en el té, para ayudar a calmar el estómago, ya que contiene propiedades antiinflamatorias naturales que ayudan a reducir las náuseas y la frecuencia de los vómitos.

    Desafortunadamente, no todos los casos de vómitos pueden tratarse tan fácilmente. Los siguientes son otros métodos de tratamiento:

    Bloqueo intestinal: Una ocurrencia común en bebés y niños pequeños debido a una malformación del tracto intestinal. Esta es causa de vómitos biliares, y requiere atención médica inmediata, ya que la cirugía es el método de tratamiento más probable.

    Trastorno de vómitos cíclicos: Una vez que se lo comunique a su médico, le recetarán medicamentos antieméticos de grado recetado. También podemos implementar varios cambios en el estilo de vida para ayudar a mejorar los síntomas, y estos incluyen dormir lo suficiente, evitar los desencadenantes del vómito y comer comidas regulares.

    Alcohol: El cuerpo trata el alcohol como un veneno y lo matará si se consume en cantidades excesivas. Los síntomas de vómitos debidos al alcohol pueden aliviarse tomando antihistamínicos en las dosis recomendadas. Vomitar la bilis después de beber alcohol también se puede remediar deteniendo el consumo de alcohol.

    Gripe estomacal: Teniendo en cuenta que esto se debe a una infección viral, lo único práctico que puede hacer es tratar de reemplazar el agua y los electrolitos perdidos en el ataque de vómito. Sin embargo, si la infección es bacteriana, el consumo de antibiótico es lo indicado. Además, existen antieméticos, es decir, prometazina, que pueden limitar la frecuencia de los episodios de vómitos.

    Intoxicación alimentaria: Al igual que con la gripe estomacal, reemplazar el agua y los electrolitos perdidos es a menudo el mejor curso de acción.

    Remedios caseros para el vómito de bilis.

    El vómito es un problema común que ha provocado el uso de remedios caseros para ayudar a combatirlo. Las siguientes son algunas de las mejores formas de dejar de vomitar bilis:

    • Evitar la deshidratación. Beba al menos ocho vasos de agua a intervalos regulares.
    • Beber jugo de lima frío y jugos de frutas. Estos reducirán la inflamación.
    • Prueba las hierbas contra las náuseas. El té de jengibre y la canela pueden ayudar a controlar las náuseas y los vómitos.
    • Dejar de fumar. Se sabe que fumar aumenta la producción de ácido estomacal y reduce la saliva.
    • Comidas más pequeñas. Ayuda a regular el tracto digestivo.

    Para Cerrar.

    Antes de cerrar, también te puede interesar saber sobre Consecuencias de la Espina Bífida.

    Toda la información aquí recibida te podrá dar una idea sobre los vómitos biliares, pero no todos los casos se pueden manejar solos. Es importante buscar atención médica profesional si su vómito es grave y afecta su salud en general.

    La información aquí suministrada es netamente informativa, y en ningún momento debe sustituir la referencia médica de un especialista.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir